El seguro obligatorio de viajeros, S.O.V., actualmente está siendo exigido por algunas capitanías marítimas como requisito obligatorio para otorgar la autorización de alquiler.