La garantía de riesgos extraordinarios

La garantía de riesgos extraordinarios.

La importancia de esta garantía radica en que se cubren   los daños que nuestra embarcación pudiera sufrir como consecuencia de fenómenos naturales como por ejemplo, una tempestad ciclónica cuya característica principal serían vientos superiores a 96 km por hora, y precipitaciones de intensidad superior a 40 l de agua por metro cuadrado.

O como consecuencia de borrascas frías intensas identificadas por la concurrencia y simultaneidad de velocidad de vientos mayores de 84 km. por hora.

Otro fenómeno que cubre esta garantía serían las inundaciones originadas por la acción de agua de lluvia, las procedentes de deshielo de ríos o cursos naturales de agua de superficie cuando estos se desborden de su causes normales o por los embates del mar en las costas. También cubre los terremotos y las erupciones volcánicas.

Para cubrir la garantía de riegos extraordinarios no es imprescindible tener contratada la garantía de daños propios, basta con contratar la cobertura de pérdida total.

La ventaja de la cobertura de pérdida total es que tiene un precio muy asequible y si bien no es una cobertura a todo riesgo tiene muchas prestaciones, como la de cubrir la remoción de restos, los gastos de salvamento marítimo, y lógicamente la pérdida total ya sea como consecuencia de un evento marítimo que produzca la desaparición total de la embarcación, debido a naufragio, incendio o explosión del motor, caída de rayo, colisión, toques de fondos y golpes de mar a consecuencia de temporal.

También cubriría el robo total de la embarcación, aunque por suerte esto no es una situación muy frecuente.

Cuando por la edad de la embarcación o por el presupuesto que tenga el armador no sea posible hacer un seguro con la cobertura de daños propios, siempre aconsejo contratar la garantía de pérdida total, por las ventajas que la misma ofrece con relación al coste.

2020-02-08T21:33:50+00:00